sábado, 29 de diciembre de 2012

Visita a la casa del artista Andreu Alfaro

Algunas imágenes del exterior de la vivienda, emplazada en el centro de una parcela ajardinada / el fabricante de espheras.

Domingo 4 de noviembre de 2004, doce de la mañana. 4 estudiantes de arquitectura, entre los que me cuento, nos acercamos hasta la urbanización Santa Bárbara, en Rocafort, dispuestos a analizar la casa de Andreu Alfaro para desarrollar un trabajo de la universidad. Una vez allí, los guardias de seguridad nos pusieron en contacto con el propietario quien, pese a no conocernos ni haber concertado con nosotros la visita, nos autorizó a acceder a su hogar. Recorrimos el camino que separaba el puesto de control de la casa del artista y en este trayecto pudimos comprobar que estábamos en una lujosa urbanización que no respondía a una trama reticular, sino que seguía un trazado sinuoso que daba origen a generosas parcelas.

Al llegar, el escultor nos recibió en la puerta de la valla que limitaba su propiedad y nos hizo pasar, guiándonos en nuestra visita. Andreu Alfaro tenía 75 años y, aunque a ratos le costaba mantenerse sobre sus pies y estaba algo desmemoriado, fue muy amable con nosotros y nos trató de maravilla.

Sucesión de superficies cóncavas y convexas de color salmón en las fachadas de la vivienda / el fabricante de espheras.

Al abrirnos la puerta de la valla exterior pudimos contemplar la casa. Fue diseñada por un amigo del artista: el arquitecto Emilio Giménez Julián. Se trataba de una vivienda aislada, ubicada en el centro de una amplia parcela con una piscina y jardín alrededor. Exteriormente, llamaban la atención la sucesión de volúmenes sinuosos, suaves, sin aristas y el color salmón de sus fachadas. Los frentes estaban formados por una serie de superficies cóncavas y convexas que se retranqueaban o sobresalían, formando un conjunto de naturaleza orgánica.

Imágenes de la antigua exposición, que hoy es un grandísimo salón y de la sala de estar de la vivienda / el fabricante de espheras y Ernesto Bravo.

Aunque el taller de Alfaro se encontraba por entonces en Godella, todavía se intuía en la casa las dos partes del programa en las que se dividió originalmente la distribución: por un lado los espacios amplios y a doble altura del estudio y, por otro lado, las estancias a escala doméstica de la vivienda. Ambas zonas estuvieron unidas por el garaje, que en su día actuaba como rótula. El interior de la casa era agradable, amplio, blanco y gozaba de una iluminación cuidada, lograda mediante el uso de mallorquinas y la iluminación indirecta de las claraboyas. El mobiliario respondía al proyecto original del arquitecto y por doquier colgaban obras de grandes artistas (Mompó, Sempere, Miró, Julio González...) acerca de quienes Andreu nos contó anécdotas.

Tras tomar algunas fotos a la casa, pasamos al enorme salón que años atrás había sido la exposición y Andreu accedió a que le hiciera una entrevista. Durante la conversación hablamos sobre todo de la vivienda, pero también hubo tiempo de abordar otros temas, como su método de trabajo, la influencia del mercado en la creación artística y la relación entre la forma y la función, un aspecto que planteó mencionando a otro valenciano universal que ha cultivado tanto la escultura como la arquitectura: Santiago Calatrava. Al ser yo estudiante de arquitectura, hizo constantes referencias a mi disciplina, tratando algunos de los temas de actualidad en el panorama arquitectónico de aquel momento.

A continuación os dejo algunos fragmentos de dicha entrevista inédita. Como la calidad del sonido no es buena, os recomiendo escucharla con auriculares. Para facilitaros la escucha he transformado el clip de audio en dos vídeos subtitulados y he ilustrado la conversación con algunas imágenes. ¡Que la disfrutéis!



Con idea de hacer más participativo este espacio, a partir de ahora incorporo las reacciones a las entradas de mi blog. Las encontraréis al final de cada post y gracias a ellas podréis valorar si la publicación os ha sorprendido por su calidad, si tiene un nivel similar al del resto de las entradas o bien si creéis que la calidad de los contenidos ha caído en picado en ese nuevo post. ¡Espero vuestras opiniones!

6 comentarios:

  1. ¡Genial post! Nos ha parecido una entrada muy interesante y, sobretodo, curiosa. Nos has llevado éxitosamente por las estancias de la casa de Andreu Alfaro y le hemos podido conocer como persona. Marta y Julia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Marta y Julia! Me alegro de que os haya gustado y, sobre todo, de haber arrojado luz sobre una parte más desconocida de la vida y obra de este escultor. He estado leyendo parte de la increíble cantidad de noticias, artículos, entradas y publicaciones que vieron la luz al poco de que este maestro nos dejara. Toda esa información hace referencia a la biografía del artista, a su obra, a su personalidad y a su taller de Godella, pero no he encontrado nada relativo a la casa donde vivió, una vivienda que además fue su anterior estudio. Ese es el vacío que he intentado cubrir, dando a conocer también esta entrevista inédita.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Fernando! Me alegro de que te guste.

      Eliminar
  3. ¡Ésta sí es una entrada de infarto, Carlos! Has creado una explosiva mezcla entre narrativa de misterio y reportaje de investigación. El resultado no puede ser mejor. ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Silvia! Sí, como tenía que contar cómo transcurrió todo, le he dado un carácter más narrativo. Para mí lo mejor es la entrevista, sobre todo sus declaraciones acerca de la influencia de su obra en el trabajo de Santiago Calatrava. Me alegro de que te guste.

      Eliminar